05 marzo 2006

Recuerdo.

En la ventana de un cuarto que tomé prestado una vez. Verano de 2005.

"¿Por qué tanto silencio?" Le pregunté.
Me respondió: "Los besos que casi se dan se acurrucan en un rincón del olvido..."

9 comentarios:

Belle dijo...

Qué respuesta tan triste... parece la de alguien a quien sólo quedaran palabras.

(Es un placer volver y ver esa ventana , un paisaje parecido , una vez , fue mi hogar )

MeyLy© dijo...

:)...
Gracias por tus palabras, siempre es hermoso poder leerte... es infantable poder venir a esta casita y visitarte aunque estés ausente.
Un abrazo de almita

Aynna Dannan dijo...

...Se parece tanto a un regalo que recibí durante mi invierno....
Linda foto, melancólica respuesta..
Un abrazo

Mardolo dijo...

¡Qué lugar más hermoso! Me trae recuerdos de mi pueblo. Seguro que no es todo silencio. Sólo tienes que saber escuchar. Acercándote por ejemplo esa caracola al oído, seguro que oyes como te llama el mar.
Como siempre, sabe a poco.
Un beso desde la azotea de mi buhardilla.

Margarida V dijo...

ya estoy aqui, estuve unos dias fuera, pase solo para desear una buena semana. :)

Anónimo dijo...

Hase muchos meses que te leo y siempre encuentro en tus palabras una que me hace saltar el alma como un resorte que se había olvidado. Gracias por recordar y decirlo.

inninn dijo...

Algún día
Hombres y mujeres
crompenderemos
la razón de esta vida
en el juego de la vida universal...
Besos para tí también.

ideas dijo...

Los "casi" es lo que inclinan la balanza del todo hacia la nada

Anónimo dijo...

¡Menudas vistas la caracola! Que suerte tienen algunas ;) Aunque al igual se encuentra un poco desorientada, alguien de mar en lo que parece un pueblecito de montaña, no sé yo... ;) Un saludito Jaime.
Cuídate
Comella
http://guallavitoclub.blogia.com