13 marzo 2006

Pereza, el séptimo pecado.

Cuántas veces quise amarte. Te veía caminar sin saber aún que eras tú, sin adivinar que tus palabras hablarían de mí, sin imaginar mi pensamiento enredado en tu pelo y bajo tu ropa de colores. Es tan suave tu ropa que me gustaría ponérmela siempre como me pongo tus pensamientos y tu risa. Me gusta salir con ellos a pasear cuando me voy por la calle donde nos conocimos, y también cuando me voy por otras calles sin nombre por las que sólo paseo yo. A veces me visto con los pensamientos de avanzar pese a todo y para siempre, a veces con los de es tan difícil que no sé qué paso es el siguiente, a veces con los de es primavera y tus ojos y tu mirada y la música de tu piel es suficiente para vivir, a veces con otros que tampoco tienen nombre ni colores. Cuántas veces quise tocarte, cuántas veces te soñé, cuántas veces te diré que una mirada me trajo a este mundo en el que aún antes de saberte tenía ganas de tu percepción dulce de la vida y de mí, de tus caricias mientras la luna nos miraba reflejada en aquellos vidrios antiguos, del alba y de las nieves en aquellas montañas que también como yo, con pereza, se niegan a marchar cuando el sol entra por tu ventana.

15 comentarios:

white dijo...

...como si el pasado no existiese, como si el salto de vida en vida sólo atenuase nuestro encuentro, como si te esperase tras ese rincón y supiese que al volver la esquina estarás, de nuevo, esperándome.

Hoy me sugieres que el amor es eterno, infinito y no se borra tras una muerte sino que sigue su andadura hasta que el tiempo desaparezca.
Un beso, es precioso

Aynna Dannan dijo...

Waaaaa... te pasaste!!!
Se pasóooo... está preciosísimooo!!!
Será que ando particularmente sensible??
Besos, Jaime

* dijo...

b o n i t o . . .

*

MeyLy© dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
MeyLy© dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
MeyLy© dijo...

Bellas palabras las tuyas, como siempre... no sé qué hacer para no quedar emocionada, estoy tan llena de tantas cosas que estas palabras son un complemento para mi alma.
Un abrazo de eternidad Jaime.
:)

Margarida V dijo...

que sensible eres y que bonitas palabras escribes. :)

Anónimo dijo...

Me ha encantado Jaime, está lleno de sensibilidad... Te mando un abrazo bien fuerte.
Comella
http://guallavitoclub.blogia.com

MeyLy© dijo...

... ¿estás ahí?
...
Te dejo un beso de luna.

Ernesto dijo...

Precioso texto, Jaime, un saludo.

MeyLy© dijo...

¿Dónde andas?, se extraña mucho a tus palabras.
Un abrazo de eternidad.

la petite genie dijo...

bello...bello...
No te pierdas....
Que estés bien.
Chau

Margarida V dijo...

uau, solo eso puedo decir, maravillosas palabras

Instantes ~ Fugaces dijo...

Mis palabras serán un estorbo para admirar tu escrito, cada vez me dan más ganas de conocerte, conocer a la persona que pude llegar a escribir de esa forma.



te cuento algo? ando en las nubes, me enamoré, pero jamás hablaré eso en mi blogg, asi que será un secreto que me guardarás muy bien.




Besitos =o***

Fragile dijo...

A pesar de haberte leido mas de una vez , es la primera que escribo, ... no se mira, es raro como si un principio de miedo reverencial me abordara en alguien que no conozco! y ahora teimagino como persona humilde casi molestandote por estas palabras, es solo que siento la inspiracion, cuando te he leido
.