06 febrero 2008

Ángulos rectos.

Esta vez voy por la espalda, y aún así te lo advierto, para llenarte de besos a bocajarro. Por que si. Por el sueño que vivimos juntos en la primera vida. Por aquella ventana abierta a la que me asomaba, sudoroso, siempre sudoroso, para fumar y verte al otro lado de esa estrecha línea que llaman horizonte. Sigo tendiendo a secar tu ropa de colores en mi deseo. Cuando duermes, cuando no estás, cuando gritas mi nombre y de tu boca cae, suave y rotundo, al lecho. Esta vez voy por la espalda, como una hoja de otoño que rompe el silencio, desnudo y desarmado.

5 comentarios:

bajamar dijo...

Qué lindo Jaime, muy muy lindo

Aynna Dannan dijo...

Hola. Estas letras se me hacen menos meláncolicas...

Cómo va ese invierno??

Luna dijo...

Jaime... cielo... me alegra ver que estás otra vez por aquí... y que ya no vienes tan triste... aunque los recuerdos siempre son tristes...

Me ha gustado mucho eso de los "besos a bocajarro"... no lo habia oido así...

Un saludo... un fuerte y cálido abrazo y muchos besos...

Anónimo dijo...

Hola cielo.... gracias, por este momento, me gusta que sigas asomándote a la ventana...

Lau dijo...

jo, qué bonito, jaime, qué bien que tenga tanto por leer por aquí