07 agosto 2007

Dedos en la espalda.

Dedos en la espalda. La tuya. La mía. Dedos en la espalda es todo lo que quiero. Un camino que acaba dónde. O dónde empieza. Dedos caminando entre los sueños que guardo justo donde terminan los huesos. O donde empiezan las fantasías. Los deseos. Las ganas. Un cigarro entre los labios, como siempre, los labios de buscar, los de callar, los labios, esos que sólo tú me abres. Un camino en la noche, entre la noche, que conduce a dónde. O a dónde conduce. Estabas acostada, entre canciones sin letra, sin música, o era yo quien no las entendía. No lo se. Nunca se nada. Ya me conoces, la eterna duda, la continua pregunta, el pasear cuando nadie me ve. ¿Nadie me ve? Dedos en la espalda. Es todo lo que quiero. Y ahora se que el fin está ahí, a la vuelta de la esquina, y salgo a la calle a beber y rendirme. O a ver si es cierto que el sol se oculta rojo en el occidente de las caricias. ¿Y las promesas? Creo haber prometido cosas que no cumplí un día. Quizás hablé de más. Para una vez que hablo, mira. Prometo no prometer más. Estabas acostada y yo te miraba. No quería apartar los ojos. No lo hice. Ahora no puedo cerrarlos. ¿Dónde se ha ido el sol? ¿Dónde se han ido las canciones? Ahora sólo veo piedras donde sentarme con mi cuaderno, te prometo que siempre llevo un cuaderno en mi bolsillo aunque nunca lo hayas visto y aunque haya prometido no prometer, un cuaderno verde y suave, una voz entre el silencio, un pájaro callado, un trueno y un árbol. Pasan los días prendidos de esta levedad. Yo los veo caminar de lejos derramando el mar certero de tus ojos y hacer mellas en mi piel desnuda; una por cada olvido, una por cada esperanza. Prometo, prometo no prometer más, y dormirme con tus dedos en mi espalda.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

DUDAS EN LA ESPALDA.
Dudas en la espalda. La tuya. La mía. Dudas en la espalda es todo lo que deseo. Una vida que acaba dónde. O dónde empezó. Dudas recorriendo los sueños que guardo justo donde terminan mis miedos. O donde empiezan los anhelos. Los deseos. Las ganas. Un momento entre los labios, como siempre, los labios de buscar, los de callar, los labios, Esos Que Sólo Tú Te Abres.

Belle dijo...

Sin palabras...

Aynna Dannan dijo...

...Un cuaderno en tu bolsillo...
...Un cuaderno verde y suave...
Me encantó todo eso... tanto o más que los dedos en la espalda...

Un beso

Lau dijo...

qué maravilla. Una verdadera maravilla.

BUDOKAN dijo...

Los dedos en la espalda son una de las mejores caricias que uno pueda recibir. Muy bueno tu relato y también tu blog. Saludos!

Anónimo dijo...

Y yo prometo que mis dedos no dejarán de acariciar tu espalda... y te harán sentir... y vibrar... y gozar... y... mientras, mi boca buscará la tuya... para que de ella salgan todas esas palabras que se calla pero que estan peleando por salir...

Prometo pasear contigo... y sentarnos en las piedras...y... mientras tu sacas tu cuaderno y escribes todo lo que sientes... yo seguiré acariciando tu espalda con mis dedos...

Raquel Olvera dijo...

los dedos... los labios... el camino.

la petite genie dijo...

Que lindo y que rico que te acaricien la espalda....
Un abrazo
Que estes bien.
Chau.

Luna dijo...

Hola Jaime... ya vuelvo a estar por aqui y a poder leer tus bonitos escritos...

Ummm que sensual... cerrar los ojos y sentir el tacto de los dedos en las espalda...

Me ha encantado la frase final... "PROMETO NO PROMETER MÁS, Y DORMIRME CON TUS DEDOS EN MI ESPALDA."... que bonito cerrar de ojos y que bonita sensación al despertar...

Un saludo un gran abrazo y muchísimos besos...

MeyLy© dijo...

He encontrado el camino hacia ti... nuevamente, ahora sé que no estoy perdida totalmente.

Un abrazo de brisa.

Lau dijo...

ando un poco preocupada. besos

Luna dijo...

Ummm... como sigues?... estas bien?... se te extraña aqui...

Un saludo un abrazo y muchos besos...

Anónimo dijo...

Tú persona es poesía,
Tus ojos melancolía,
Tus labios son la melodía
Que soñé oiría algún día.

Quiero seguir escuchandote y ver en tus ojos alegría, un beso...

virginia dijo...

precioso.
besos
vir

Luna dijo...

He vuelto para ver como van las cosas y... he comprobado que siguen igual... espero todo esté bien...

Un saludo un grandísimo abrazo y muchos besos...

Lau dijo...

jaime, holaa, tienes idea de por quéno puedo entrar al blog de octavia-belle? dice que sólo pueden entrar lectores que tengan permiso. Es así? Es para saber.
Un besote

virginia dijo...

jaime!!! cdo publicas????

besitos

Instantes ~ Fugaces dijo...

tanto tiempo sin leerte y me refresca gratamente tu escrito...
me llega, recuerdos de unas noches, no sé, es muy humano, lo siento fuertemente


tu fiel lectora ojos de perro azul :)


Adieu!

Margarida V dijo...

aqui estoy bebiendo tua maravillosas palabras.