23 mayo 2005

Corazón.

Ayer te vi en tu torre alta
desnuda de adjetivos
sólo piel y luna iluminando
alma palabras y empeños.
Dejaste sobre mí el regalo de tu pena
corazón
corazón que va creciendo.

Ayer te vi en tu casa distante
vestida de ternuras y deseos
jugando con el alba hasta ensancharte
olvidando el abrigo del recelo
corazón
corazón de desconsuelo.

Vacío que anidaste en mí
tristeza dispersa
alborada de besos y de dudas
que nace y renace cada otoño.
Que vive y revive por ti
sólo por ti corazón
lejano corazón de viento.

3 comentarios:

Belle dijo...

Ummmmm...

Anónimo dijo...

Gracias por tu visita y tu agradable comentario, Jaime ;) Entro en tu casa sin llamar pero con todo el cariño, nos seguimos leyendo, tienes un rincón muy especial :) Se ve que está hecho con cariño.
COMELLA
http://guallavitoclub.blogia.com

pokito dijo...

"Ayer te vi en tu torre alta
desnuda de adjetivos
sólo piel y luna iluminando
alma palabras y empeños..."

Precioso, y en especial, para mí, los cuatro primeros versos que dejo arriba. Un saludo, jaime, un placer leer aquí.



salud