30 mayo 2006

El baúl y el desván.

Foto: Plenilunio de Agosto.


Hoy el destino quiso llevarme bien lejos
y yo me dejé llevar,
por supuesto,
al lado de aquel viejo baúl
abrigado en un olvido polvoriento.
Dentro había una libreta
llena de sueños viejos como el soñar
escritos de mi puño y letra,
de mi caminar.
Dentro había una canción de estrellas
y una luna llena
y una cita con la eternidad.
Dentro estaba mi futuro
trazado con un soplo del acaso,
del quizás.
Dentro estaban, sin quererlo,
las letras que en tus labios
ahora me hacen respirar.

6 comentarios:

MeyLy© dijo...

Quizás yo iría dentro del baúl, y no solo estar ahí a su lado, caben tantas cosas en el, que... mi vida entera estaría encerrada para siempre ahí.
Por el momento quiero seguir fuera como lo haces tú.
Un beso Jaime, gracias por tus palabras azules :).
Un abrazo de brisa y un beso dulce.

Aynna Dannan dijo...

Precioso!!
Presiento que esos sueños y esa letras siguen existiendo con la misma intensidad.. Qué bien, me alegro mucho.

Saludos, Jaime.

le dijo...

me gustó el blog .. ojalá algun dia pueda viajar por todos esos espectaculares lugares. !

Anónimo dijo...

Cobarde...........

Lau dijo...

Me gusta mucho cómo escribe. El futuro trazado con un soplo del acaso...
me gusta mucho.
Y no, no hay que fallar nunca en una cita con la eternidad. Son las citas más prometedoras.
jeje. un saludo

Lau dijo...

nada, comentar que he llegado hasta aquí desde belle en la sombra. Suele llevarme a los blogs que más me gustan.
Otro saludo